Blogia
Literatura Torcida

MISCELANEA MORTAL (I)

(Dedicado a Anna C., que ha abandonado, con muy buen criterio, el barco de nuestra librería para conseguir una vida mejor. Qué bien te lo has montado, tía!!)

Hola amigos. Sin comentarios sobre las actualizaciones... no vayamos a salir a ostias.

 

Bueno, cómo está el mercado del libro!! La verdad es que empecé un par de artículos diferentes para el blog pero ahí se han quedado, muertos y sin energía. Porque acontecen cosas extrañas, pero ninguna con tanto eco como para dedicarle un artículo entero (al menos, en este blog, que como ya sabéis, ocupamos esencialmente con gilipolleces)

Así que ahí tenéis una primera entrega de esta MISCELANEA MORTAL, equivalente a los "breves" de los periódicos, que utilizaré para periodos N.A.D.E.  (Nula Actividad Descojonante Editorial) o para esta campaña de texto que ya empieza, provocándome el deseo de beberme un porrón de cicuta.

 

1) VUELVE SAM BOURNE: Y eso siempre es una buena noticia para nosotros. No en vano, su opus magna Los 36 Hombres Justos nos dejó un reguero de cálidos momentos, como aquel en que los judíos ultraortodoxos le pegan una paliza al prota sin ningún motivo, etc. Aunque en realidad, a estas alturas debería incluso molestarnos que alguien VUELVA a publicar una novela en cuya sinopsis encontramos clásicos como "asombroso hallazgo", "puede cambiar el rumbo de" o "una intrépida reportera". Además, esta nueva novela, llamada El Testamento Final (CHAN CHAN), cuenta con un bonito doblete de críticas entrecomilladas que no significan absolutamente nada. Porque, según el Daily Express, "SB combina con éxito las enseñanzas más antiguas con las maneras propias del siglo XXI". ¿Qué cojones ha querido decir con eso? ¿Que escribió con pluma de ganso datos obtenidos en la Wikipedia? ¿Que ponía pergamino en la impresora?

Según el Observer, en cambio, "El Testamento Final está escrito con confianza y buen gusto". ¿Por qué buen gusto? ¿No dicen tacos? ¿Son todos de casa bien? ¿Acaso no hay chistes de pedos? Porque entonces, no sé si quiero leerla...

 

2) YO TAMBIÉN QUIERO SER STIEG LARSSON: Está claro que, para convertirte en un autor de éxito, lo mejor que te puede pasar es morirte. Que se lo digan al pobre Larsson, que tiene que aguantar que usen su puto nombre en TODAS las fajitas publicitarias de novela negra que salen ahora. Porque la novela negra escandinava se ha puesto de moda, desplazando por fin a los mayas, sí. Y así las cosas, encontramos divertidas fajitas como las de la edición catalana de Roseanne y El Hombre que se Esfumó (novelas de dos de los padres de la novela policíaca sueca, unos tales Maj Swojall y Per Wahloo), en las cuales reza "Los autores que inspiraron a STIEG LARSSON" (STIEG LARSSON en tamaño gigante, y los nombres de los autores en pequeñito, en la parte de arriba del libro, que ya van 3 clientes que se pensaban que era la nueva de la trilogia Millenium).

Y es que yo no sé qué me divierte más, si la obsesión publicitaria con Larsson o el aparente hecho de que en los países nórdicos sólo hay chalaos, putas, drogatas, traficantes y macarras. Me voy a ir a vivir a Bergen.

De toda esta ventisca nórdica de estupefacientes y asesinatos, me quedo con AURORA BOREAL. Primero, porque el autor tiene el honor de apellidarse Larsson también. Que sólo por eso ya cae algún despistado. Y segundo porque tiene, también, el honor de llamarse ASA. Seguro que sufrió bullying en el instituto. En fin, lo que más me impactó de la fajita publicitaria de esta novela es una frase de algo (pensaba que era una persona, luego resultó ser un periódico nórdico, pero en todo caso el nombre era indescifrable, como si a un Taiwanés le das a leer El Heraldo de Aragón) donde decía “Esta novela mantuvo despierto a Stieg Larsson toda una noche”. Semejante afirmación me planteó muchísimos interrogantes. En primer lugar, porque también con una mujer (hablo como hombre heterosexual) te puedes pasar la noche despierto sin que tengas que ponerlo como publicidad en una fajita de plástico. En segundo lugar, porque esto ya parece el Gran Hermano Edición Larsson: vea su vida, no le deje respirar, que no pueda ni cagar solito y en paz. Coño, aún resultará que Larsson murió al no dormir toda una puta noche por culpa de la condenada novela. Y ahora que lo pienso… eso sería el no-va-más del best-seller, ¿verdad? Ponerse un nombre noruego acabado en Larsson y escribir un thriller sobre un libro muy chungo que se leyó Stieg Larsson antes de palmar. Joder, los publicistas se volverían locos. En la fajita pondrían algo así:

 

            “Hakoon Larsson ha escrito un escalofriante thriller basado en los últimos días de STIEG LARSSON y el misterio que rodea su muerte tras la lectura de un libro de Asa Larsson” The Stockholm Sunday Review

 

            “Puro Larsson” The Reijkavik Evening Telegraph

 

            Y si ya se hace una foto con la camiseta del Barça de Henrik Larsson, arrasa en Sant Jordi.

 

3) ESCRITORESUNIDOS: Así, todo junto, que mola mucho. Quien más quien menos estará ya enterado de todo el jaleo que han montado estos escritores españoles. Básicamente quieren saber cuánto han vendido de verdad… no sea que les estén jodiendo parte del sueldo. Por lo que se lee en la prensa, parece que los editores están que trinan. Algunas declaraciones han sido de una bellísima factura, como las de Ricardo Cavallero (de Random House) que, al enterarse del nombre de algunos de los promotores de esta iniciativa, soltó “Javier y Calvo son míos”. Como si Gollum trabajara en una gran editorial. Sí, mi tesoro. Sólo míos.

Desconozco si detrás de esta iniciativa hay sentido común o desconfianza injustificada de los escritores, como afirman las editoriales. Lo desconozco porque no soy escritor y por tanto mis conocimientos del tema siempre vienen por terceros. Por un lado te diría que… ¿qué coño va a decir una editorial? Obviamente, que esta gente está chalada y que ellos son honestísimos. Quizá lo sean. Pero seamos sinceros: ¿a cuánta gente honesta conoces? O mejor… ¿a cuánta gente honesta del sector empresarial conoces?

Por otro lado, el argumentario de Escritores Unidos no me parece ninguna locura. De hecho lo que me parece flipante es que un escritor no sepa cuantos putos ejemplares de su libro ha vendido. Claro que en España eso debe ser chunguísimo, porque ni yo mismo sé qué diablos tengo en mi librería. En serio. A veces abro un cajón de mi mostrador y encuentro ahí una novela absurda y me pregunto: ¿cómo ha llegado esto aquí? ¿Lo puse yo? ¿¿Por qué?? Pensadlo bien: almacén de editorial, almacén de distribuidor, almacén de librería, libro que se vende, libro que se devuelve a la librería, alguno te lo quedas, otro vuelve al distribuidor, otro se convierte en pasta de papel, otro lo manga un gilipollas… Es decir, solo DIOS sabe lo que has vendido. Y a lo mejor ni él. Me veo a Cristo peleándose con un Excel y mascullando “Me cago en Ken Follett”.

Yo, como no pinto nada, me puedo permitir el lujo de ser parcial y afiliarme al bando de los escritores con un total desconocimiento del asunto. Posiblemente por lo bien que me cae Antonia Corrales. En fin, ahí tenéis el enlace de su sitio en www.escritoresunidos.com

Juzgad vosotros mismos.

 

Pues nada, eso es todo por hoy. Espero no tardar tanto la próxima vez. Sé que me he colgado muchísimo, pero a estas alturas ya deberíais conocer mi informalidad.

 

A cuidarse amigos!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Antonia J Corrales -

Qué genio eres!!! en serio

Anna C. alias antipoda -

Ups! ahora releyendo el comentario me he dado cuenta que he pecado (faltas!!!).En fin, me gustaria tener tu dirección mail, asi no perdemos contacto y un dia nos vemos y hacemos una birras.Ciao!

Anna Casamartina -

Entonces fue Lourdes M. que me sugirió Literatura Torcida y ha sido genial descubrir-la porque se quien se esconde detras de tan valoradas opiniones.Menudo crack! Me ilusiona un montón que me hayas citado en tu preambulo mortal, os hecho mucho de menos, que no a la Casa, i tampoco a los gags a lo "Malas Ventas" de A.Robinson que nos han hecho pasar momentos inolvidables. Se ve que a los libreros de la otra punta del mundo también les pasa lo mismo que a nosotros.También tengo mis teorias torcidas pero posibles que a nuestro querido Larsson lo asesinaron, pero esto nunca lo sabremos, solo si estuvieramos infiltrados en los altos servicios secretos.Yo ya hace tiempo que descubrí a la pareja comunista de novela negra que tantos momentos buenos me hizo pasar. Una pequeña recomendación que seguro que puede ser nutritiva, autores como P.D James y Andrea Camilleri.En fin un besazo, felicidades, siempre aquí, Anna C.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres